Haciendo la comida al estilo oriental

La comida al estilo oriental aporta grandes beneficios a la salud.

Hacer comida al estilo oriental ofrece nutrientes a nuestro organismo y contiene elementos de la naturaleza que nos aportan vitaminas, minerales y proteínas, ahora les escribo para compartir estos beneficios en la alimentación balanceada.

Recuerdo cuando tuve estudios de cocinero profesional, el plan de estudios y la literatura la cual obtuve en la escuela a distancia nos hacian siempre el hincapié de ofrecer a los comensales una alimentación nutritiva llena de salud así como la buena administración de todo lo que está al rededor de una buena cocina.

Aquí te mostraré una receta práctica que te enseñará a combinar los elementos, recomiendo que descubras nuevas mezclas por tu cuenta. Una vez que hacemos la comida al estilo oriental podemos disfrutar de sus beneficios debido a sus ingredientes que nos aportan salud significativamente.

Vegetales con arroz al vapor y carne de res en cortes finos.

Ingredientes:

Apio, Brócoli, Calabacitas, Cebolla, Jícama, Pepino, Zanahoria. Un buen corte de carne de res, recomiendo el centro de costilla.

Para sazonar
Aceite de oliva y aceite de ajonjolí, Almidón de maíz, Ajo, Jengibre, Miel de abejas, Pimienta, Sal de mar, Salsa de soja.

Para el Arroz al vapor
Arroz para sushi, miel de abejas, Vinagre de arroz.

Procedimiento para el arroz al vapor

Lava una taza de arroz para sushi, colócalo en una olla exprés, agrega dos tazas de agua por cada taza de arroz y agrega una cucharadita de miel y una cucharadita de vinagre de arroz, tapa y cocina por diez minutos cuando levante la válvula de presión, después saca tu arroz, córtalo con una pala de bambú y colócalo en un recipiente con tapa para conservarlo caliente.

La cantidades en los ingredientes pueden variar, todo depende de tus gustos por las verduras y la carne y si lo prefieres vegetariano sustituye la carne por almendras, nueces y variedades de hongos y zetas. Lavar las verduras, con un cuchillo de corte, seccionarlas en partes proporcionales, y separar todo en un bowl, seccionar la carne en cuadros y filetes finos o al gusto, es muy importante que tengan una porción de grasa para elevar el sabor.

Con un rallador fino, raspa el jengibre y el ajo y apártalo.

En un wok (es importante contar con este sartén) colócalo a fuego muy alto y coloca una cucharada de aceite de oliva por porción a servir, si vas a servir cuatro porciones entonces coloca 4 cucharadas soperas de aceite de oliva.

El fin es lograr que el sartén wok en fuego alto sazone muy pronto los vegetales para que se arrebaten y queden crujientes por dentro y con un estilo ahumado.

Coloca la carne al fuego o los ingredientes alternos si lo vas hacer vegetariano(puedes combinar todo si es tu gusto), sazona con sal de mar, pimienta, un poco de miel para que caramelice, salsa de soja y el jengibre y ajo al gusto.

Agregar las verduras en el siguiente orden, de preferencia los más firmes al principio, zanahoria, jícama, brócoli, cebolla, apio, terminando con los más blandos como son las calabacitas y el pepino hasta el final para que no quede aguado y agrega media cucharadita de aceite de ajonjolí para 4 porciones.

En una taza disuelve con agua fría almidón de maíz dos cucharaditas. Agrega la cantidad que sea necesario, al cocinar esta mezcla deberá de espesar el guisado, si te queda muy espeso agrega agua al gusto.

Y listo! Ya tienes preparado todo para comer sanamente al estilo oriental.

Sugerencia: compra todos los ingredientes en mercados de tu localidad y si no los encuentras todos, busca lo que te falte en tiendas especializadas de comida oriental.

Deja un comentario